¿Por qué las arañas no se pegan en su propia tela?



telas de arañas
Las telas de arañas son una trampa sofisticada y efectiva

Un equipo de científicos descubrió los factores por los cuales las arañas escapan a sus propias telas.

Pelos en las patas que disminuyen la superficie de contacto, un químico que las recubre para evitar la adhesión y la delicadeza con la cual los animales se desplazan, son los tres factores principales que evitan convertirse en víctimas de las trampas que construyen.

Expertos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica combinaron un microscopio y cámaras especiales para descubrir por qué las arañas no quedan pegadas a su tela.

Eso les permitió observar un goteo similar al del agua cuando resbala por las plantas tropicales. Escribieron en la revista Naturwissenschaften.

Al tocar un hilo pegajoso, pequeñas gotas de esa sustancia adhesiva se pegan a los pelos de las patas de las arañas que se encuentran recubiertas por una sustancia especial, así cuando el animal la retira de la tela, las gotas caen, explican.

Varias eran las teorías sobre la no adherencia de las arañas a sus telas.

Una difundida a principios del siglo XX sugería que los arácnidos embadurnaban sus patas con una sustancia especial que salía de la boca.

Otra más reciente indicaba que caminaban con mucha delicadeza.

“Afortunadamente pudimos confirmar algunas de las teorías formuladas hace mucho tiempo en base a experimentos rudimentarios por estos dos naturalistas pioneros”. Indicó William Eberhard, del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, uno de los autores principales del estudio.

 

 

Fuente: elnuevoempresario.com


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*