¿Por qué la luna en ocasiones se ve de día?




Seguramente, todos alguna vez vimos la luna durante el día, blanca y recortándose sobre el cielo azul. Si bien la luna se relaciona con la noche, no es infrecuente verla también en horas diurnas.

A este fenómeno se lo llama informalmente “luna de día”. Se produce como parte del ciclo natural de rotación y traslación de la Luna y la Tierra, y si bien es habitual, no deja de ser llamativo.
Ocurre que la luna es vista desde la Tierra con distinto aspecto, de acuerdo a su posición relativa con respecto a la Tierra y el Sol. Estas variaciones son las que conocemos como fases, que son la luna nueva, cuarto creciente, llena y cuarto menguante.

Es así que desde la Tierra vemos según el momento del mes, una fracción o faz distinta de la luna, pero nos muestra siempre los mismos valles y cráteres sobre su superficie, debido a que desde la Tierra solo podemos ver una cara de la Luna.

Esto sucede porque nuestro satélite natural gira alrededor de nuestro planeta, pero al mismo tiempo gira sobre sí mismo a la misma velocidad. De esta manera, tiene siempre la misma posición relativa con respecto a un observador en Tierra.

En el caso de la luna llena, sólo se la ve de noche, mientras que la luna nueva no se ve, el cuarto creciente se ve al atardecer y por la noche y el cuarto menguante al amanecer y por la mañana.

Esto es así porque la luz del sol se refleja sobre la luna, que en realidad no tiene luz propia. Lo que vemos, es un reflejo de la luz del sol. En determinadas fases o posiciones, la luz del sol alcanza a la luna en horas diurnas, y por eso la vemos en algunos horarios.

Para poder ver la luna durante el día, se tienen que dar varios factores como la luminosidad del día, y las condiciones de incidencia de la luz del sol y posición de la luna en relación a la Tierra.

Para que la luna sea visible en el cielo, tiene que estar por encima del horizonte. En promedio, la luna se encuentra sobre el horizonte durante 12 horas al día. Algunas de esas 12 horas coinciden con el día.

A pesar de lo curioso que nos resulta el fenómeno, es necesario aclarar que la luna es visible durante el día, casi todo los días, a excepción de cuando está cerca de ser luna nueva o llena.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*