¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?




Las mujeres viven más tiempo que los hombres, pero sufren más enfermedades y su salud es peor. Así se constata en el primer Informe Sobre Salud y Género elaborado por el Ministerio de Sanidad y Consumo y presentado ayer por su titular, Elena Salgado. Este trabajo destaca que “las diferencias en la salud de hombres y mujeres no se explican sólo por el sexo biológico, sino que vienen dadas por reacciones de género”.

El infarto agudo de miocardio, por ejemplo, se ha considerado tradicionalmente como una patología «típicamente masculina», sesgo que origina retrasos y errores diagnósticos en las mujeres, que “tienden a acudir más tarde o a no acudir a los servicios sanitarios en busca de ayuda cuando presentan un cuadro isquémico”. Un retraso que supera, de media, los sesenta minutos en relación con los varones, por lo que puede resultar mortal. Según Sanidad, a este fatal retraso “también contribuye el rol de género por el que las mujeres se preocupan en primer lugar de cuidar de la salud de la familia y sólo en el último lugar de la suya propia”.

“Las féminas consumen más fármacos, padecen más estrés y obesidad, duermen menos y trabajan más.”

Las féminas son también más proclives al contagio del sida -la mucosa vaginal es más frágil y el semen tiene una mayor carga infectiva-, consumen más fármacos, padecen más estrés y obesidad, duermen menos y trabajan más.

Tendencia a igualarse
Los varones practican más deporte y duermen más horas que las mujeres, que dedican más tiempo a las labores domésticas y a los cuidados de los suyos, incluso si trabajan. La sobrecarga física y emocional que provoca esta situación también repercute de manera negativa en su salud. A pesar de sufrir menor mortalidad femenina en accidentes de tráfico o por abuso de drogas, la tendencia es a igualarse con los varones.

El informe confirma que a pesar de la mayor esperanza de vida de las mujeres, tanto al nacer como a los 65 años, «viven con peor salud percibida y sufren antes que los hombres enfermedades crónicas». También expone las diferencias en el modo de enfermar y recibir asistencia médica entre las mujeres y los hombres.

En el caso del cáncer, es el de mama el más frecuente y la primera causa de muerte entre las españolas, mientras que entre los varones el más habitual y mortal es el de pulmón. Mientras que desciende la mortalidad del cáncer de mama entre las mujeres, aumenta entre ellas la que genera el de pulmón (2,4% anual) como consecuencia del mayor consumo de tabaco.

Igualdad
El análisis “no exhaustivo” y elaborado por el Observatorio de Salud de la mujer, destaca además como las mujeres consumen más medicamentos que los hombres y denuncia como en muchos casos los servicios de salud no interpretan condicionantes de género y se tratan con fármacos procesos que no los reclaman.

El informe sobre Salud y Género del Ministerio de Sanidad concluye proponiendo una decena de medias de revisión de las políticas de género tendentes a favorecer la igualdad en salud entre hombres y mujeres.

“Sufren enfermedades crónicas antes que los varones, a pesar de tener mayor esperanza de vida

Entre ellas, cabe resaltar el impulso de estudios sobre desigualdades de género, con especial atención a las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, la salud mental y sexual, o la obesidad.

Se propone también revisar los programas de cribado de cáncer de mama, la prevención del cáncer de cuello de útero, del de colon y recto, así como la prevención y tratamiento de la osteoporosis, y el abordaje de la fibromialgia y la fatiga crónica.

¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*