¿Por qué los ojos salen rojos en las fotos?




Seguramente habrás notado que en las fotos, en especial en aquellas en las que se utiliza flash, los ojos de las personas salen con una tonalidad rojiza, lo cual les da un aspecto algo extraño.

 

¿Por qué los ojos salen rojos en las fotos?

El efecto de ojos rojos se define por la aparición de pupilas rojas en fotos realizadas con flash en ambientes de poca luz, cuando una persona mira directamente a la cámara con la que se está tomando una fotografía utilizando flash. Si éste se encuentra en el mismo eje que el eje visual de la cámara, la luz se reflejará en los vasos sanguíneos de la retina de la persona y eso le conferirá a sus ojos el extraño color rojo.

En las personas con ojos claros, este efecto es más acentuado todavía, debido a que al carecer de pigmento en el iris, sus vasos sanguíneos están más expuestos todavía. En aquellas personas de ojos oscuros, es probable que el efecto esté atenuado.

Existe además una razón biológica para explicar el fenómeno de los ojos rojos. La causa de este molesto defecto es una realidad básica de la biología humana, en la que las pupilas se contraen y expanden en respuesta a la luz. Pero el flash es tan veloz que no alcanza a contraer la pupila, con lo cual la luz pasa a través de ella y se refleja en los vasos sanguíneos situados detrás de la retina dentro del ojo. Ésta es reflejada de nuevo en dirección a la cámara en forma de un punto rojo. Es casi imposible evitar este efecto.

No hace falta, incluso, que el fotografiado esté mirando directamente a la cámara. Los ojos rojos suelen verse desde donde está el flash. Es decir, que si se ilumina con flash a la persona desde la derecha, alguien que se ubique por delante nuestro no verá el resplandor rojizo de nuestra retina en su fotografía, pero sí saldrán los ojos rojos si se hace una foto desde esa misma dirección donde está el flash.

En la actualidad, muchas cámaras digitales traen incorporada la herramienta de reducción de ojos rojos, pero en todo caso, existe mucho software de sencilla utilización que ayuda a eliminar en la edición digital, los ojos rojos.
Para evitar los ojos rojos, las cámaras que traen la función incorporada realizan un breve disparo del flash que causa una contracción de la pupila, casi instantáneamente, arroja un segundo disparo del flash, que es el que cumple la función de iluminar la toma. El primer disparo de flash cierra la pupila, mientras que el segundo acompaña la foto, con lo cual las personas tienen sus pupilas contraídas y evitan así el efecto.

Una forma sencilla de lograr el mismo efecto, es mirar un rato fijamente una luz, e inmediatamente hacer la foto, con lo cual la pupila estará más cerrada, evitando el efecto.

Curiosamente, en las mascotas los ojos frente al flash, salen con tonalidades azules, verdes o amarillas, debido a la diferente anatomía de sus ojos. Los perros, gatos y casi todos los animales domésticos tienen una capa especial reflectante en la parte posterior del ojo que se llama “tapete”, que mejora la visión nocturna. La luz que viene desde el exterior del ojo pasa a través de la retina del animal, se refleja en la capa reflectante tapetal detrás de la retina, y vuelve a pasar a través de la retina. Es esta doble estimulación de la retina lo que hace que los animales vean mejor que nosotros en situaciones de muy poca luz.

El color de esta capa varía en función del color del pelaje del animal, es así que perros negros tienen una capa tapetal verde, aquellos marrones, la tienen amarilla, mientras que en cachorros o gatos suele verse azul.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*