Carnaval – ¿Por qué se festeja el carnaval?



Carnaval por que se celebra
Carnaval por que se celebra

El origen del Carnaval se debe a la celebración que hacen los cristianos en homenaje a la llegada de la cuaresma. Antiguamente los creyentes cristianos comían carne por última vez para ayunar los 40 días posteriores.

Durante ese tiempo se recuerda el tiempo que pasó Jesús en el desierto. El mismo período duró el diluvio universal, y también de 40 días fue la marcha del pueblo judío.

El nombre de Carnaval se debe justamente del hecho de comer carne por última vez, ya que la palabra procede del latín carne-levare “abandonar la carne”. La fecha de su celebración es variable entre febrero y marzo, según el año. Aparentemente el carnaval también se relaciona con las fiestas paganas que se celebraban en honor a Baco, el dios del vino; incluso para algunos historiadores  se remonta a las festividades de la antigua Sumeria  y Egipto, hace más de 5.000 años.

Con el correr del tiempo, ha pasado a ser una fiesta pagana en la cual las personas buscan diversión y alegría. El carnaval más grande del mundo es el que se lleva a cabo en Río de Janeiro, Brasil. Pero existen  otros igualmente famosos, como por ejemplo el Carnaval de Venecia, el de Barranquilla o el de Santa Cruz de Tenerife. Los de mayor duración son los de Gualeguay y Gualeguaychú, en  la provincia de Entre Ríos, ya que se extienden desde el primer fin de semana de enero hasta el primer fin de semana de marzo.

En cada sitio donde se celebra el carnaval, existen agrupaciones llamadas comparsas que van adquiriendo notoriedad y fama en el tiempo. Es el caso de Galo da Madrugada, que es la mayor agrupación carnavalesca y que pertenece al carnaval de Recife, Brasil.

Los estudiosos han arribado a la conclusión de que el carnaval reúne elementos supervivientes de antiguas fiestas en diferentes culturas. La gran influencia del cristianismo y de religiones ancestrales, estructuraba fuertemente a las sociedades, marcando épocas de prohibiciones y de permisos. El carnaval era un lapso en el cual detrás de las máscaras, se permitían comportamientos que luego, en época de cuaresma, no serían tolerados.

Las culturas afroamericanas y andinas prehispánicas también celebraban el carnaval y han dejado una huella importante en los  tradicionales Carnavales Uruguayos, donde se destacan las murgas y el baile de candombe; y por otro lado en los Carnavales  del Noroeste argentino, como por ejemplo el que se celebra en las localidades de Tilcara y Humahuaca en la provincia de Jujuy, que combina la celebración de esta fecha cristiana con los rituales propios vinculados a la tierra (Pachamama).  Allí, al comienzo del carnaval desentierran al diablo (enterrado en el carnaval pasado), luego se tiran bombas de estruendo y comienzan a descender las comparsas, desde las laderas de las montañas a los pueblos, bailando al ritmo de la música tradicional.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*