¿Por qué el bebé se calma cuando es cargado?

¿Por qué el bebé se calma cuando es cargado?

Existe un estudio realizado en Japón confirma lo que muchas madres saben instintivamente. Recoger y cargar a un bebé quisquilloso generalmente calma y relaja al niño. Lo que hace que el traslado sea bueno tanto para las madres como para los bebés.

Cuando las madres del estudio llevaron a sus bebés mientras caminaban, ellos se relajaron notablemente y dejaron de llorar y retorcerse. Los corazones que latían rápidamente, también se desaceleraron, Evidencia de que los niños se estaban sintiendo más tranquilos.

“Los bebés se vuelven tranquilos y relajados cuando son llevados por su madre”.

Dijo el investigador del estudio, el Dr. Kumi Kuroda. Investiga el comportamiento social en el Instituto de Ciencias del Cerebro RIKEN en Saitama, Japón

El estudio observó respuestas sorprendentemente similares en bebés de ratón.

Ya que cargar (es decir, sostener mientras se camina) puede ayudar a evitar que un bebé llore, dijo Kuroda. Puede ofrecer a las madres una forma de aliviar las irritaciones a corto plazo de sus hijos. Como los ruidos por miedo o las vacunas.

Un fuerte efecto calmante en el bebé

Para el pequeño estudio, los investigadores monitorearon las respuestas de 12 bebés sanos de 1 mes a 6 meses. Los científicos querían descubrir la manera más efectiva para que las madres calmen a un bebé que llora durante un período de 30 segundos. Simplemente cargando al bebé o cargando al bebé mientras camina.

Según el estudio, los bebés pequeños llevados por una madre ambulante eran los más relajados y tranquilos. Esto en comparación con los bebés cuyas madres se sentaban en una silla y los sostenían. Cuando una madre se puso de pie y comenzó a caminar con su hijo acunado en sus brazos, los científicos observaron un cambio automático en el comportamiento del bebé.

Estos resultados se mantuvieron incluso después de que los investigadores tomaron en cuenta otros factores. Como la edad y el sexo del niño, y la edad y la velocidad de la madre.

Kuroda dijo que estaba sorprendida por la fuerza del efecto calmante de sostener y caminar maternos. Al observar experimentos tanto en humanos como en ratones, se sorprendió de la rapidez con la que disminuía la frecuencia cardíaca y la calma inmediata al comenzar la madre a caminar. Los ratones madre recogen a sus crías con la boca en el cuello.

Según los investigadores, el caminar materno puede ser más efectivo para calmar a los bebés que otros tipos de movimiento rítmico. Ejemplo, el balanceo.

Consejos para padres

Puede haber una razón subyacente para el llanto, como el hambre o el dolor sostenido. Entonces el bebé puede comenzar a llorar nuevamente después del final de la carga.

Es por eso que Kuroda recomendó que cuando un bebé comienza a llorar, un breve período de carga puede ayudar a los padres a identificar la causa de las lágrimas. Ella reconoció que cargar puede no detener completamente el llanto. Pero puede evitar que los padres se sientan frustrados por un bebé que llora.

Los investigadores dijeron que los hallazgos también tienen implicaciones para una técnica de crianza particular. Según la cual, los padres dejan que los bebés lloren como una forma de ayudarlos a aprender a quedarse dormidos solos.

“Nuestro estudio sugiere por qué algunos bebés no responden bien al método de crianza del llanto”.

Dijo Kuroda

Los defensores de la técnica aconsejan a los padres que dejen llorar a los bebés, después de cierta edad. Que se duerman sin que su mamá o papá los consuelen, con la esperanza de que el bebé aprenda a calmarse.

Pero Kuroda dijo que el calmarse por la carga materna, así como el llanto durante la separación, son mecanismos integrados para la supervivencia infantil. Estos comportamientos han sido cableados durante millones de años. “Sería posible cambiar estas reacciones ya que los bebés son flexibles, pero puede llevar tiempo”, dijo.

Este estudio analizó el comportamiento de un bebé en respuesta a su madre. Pero Kuroda afirmó que el efecto no es específico de las madres y que cualquier cuidador primario del bebé puede realizar el transporte. Los investigadores observaron los mismos efectos calmantes inducidos por el transporte de bebés que tenían menos de 2 meses de edad. Tanto por padres y abuelos, hasta una mujer desconocida con experiencia en el cuidado de bebés.

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*