Por qué las partes del cuerpo revelan la edad




Solemos desvelarnos por atenuar y disimular arrugas en la cara o las canas, pero la realidad es que hay muchos signos de la edad que nos delatan, es por eso que si queremos lucir jóvenes, tenemos que aprender a cuidar estos detalles, son las partes del cuerpo que revelan la edad.

 

Por que las partes del cuerpo revelan la edad

Las manos: permanentemente expuestas a sustancias químicas como productos limpiadores, al sol y cambios bruscos de temperatura, es una de las partes del cuerpo que más denota el paso del tiempo, allí aparecen las primeras arruguitas, manchas o las venas se hacen más visibles. No dejes de hidratarlas a diario y utilizar protector solar.

Los párpados: con los años empiezan a caerse, lo que genera un exceso de grasa que da lugar a esas bolsas debajo de los ojos que nos hacen tan poca justicia. Ayuda a combatirlas una dieta con omega-3 y vitamina A, beber más agua o respetar las horas de sueño.

El cuello: aunque el rostro esté bien, si el cuello luce fláccido y con exceso de piel, parecemos mayores. La solución es comenzar desde la juventud a aplicar en la zona del cuello y hasta el escote los mismos cosméticos que usamos para la cara.

Los brazos: la parte interna tiende a acumular grasa y perder firmeza con el paso del tiempo, y realmente es notorio cómo unos brazos fláccidos hacen ver mayor. Hacer ejercicio y mantener la piel hidratada es la clave.

Cejas: con los años, el vello corporal pierde fuerza – lo cual libera de la depilación – pero las cejas y pestañas estarán menos pobladas, lo que hace lucir mayor. Un buen truco es no abusar de la depilación de cejas en la juventud. Actualmente además, hay tratamientos para poblar cejas y pestañas, desde extensiones hasta estimuladores de crecimiento e incluso implantes.

El escote: al igual que el cuello, no sirve de nada tener un rostro liso si el escote está arrugado y/o manchado. La piel de esta zona es fina y suele envejecer antes que otras partes del cuerpo. Se debe utilizar a diario una buena crema hidratante y no olvidar hacer ejercicios.

Orejas y nariz: crecen durante toda la vida, se sugiere utilizar pendientes que pesen poco y aplicar crema hidratante para que la zona no pierda firmeza antes de tiempo.

Los pechos: suelen caerse a partir de cierta edad, y más aún luego del embarazo, la lactancia y cambios bruscos de peso. El deporte ayuda en parte, pero si el caso es severo, sólo la cirugía lo puede corregir.

Codos y rodillas: con el tiempo se acrecienta la sequedad y flacidez, también aparecen pliegues si no mantienes la zona hidratada y protegida de los rayos solares. Se debe practicar ejercicios, realizar suaves peelings periódicos, aplicar buenas cremas hidratantes y proteger estas zonas del sol.

Los pies: la sequedad, durezas, callos o juanetes, entre otros problemas que aparecen en los pies, hacen que luzcamos mayores. Cuidar los pies, las uñas, aplicar buenas cremas hidratantes a diario, realizar peelings suaves en talones y no abusar de los tacos altos, son las bases del cuidado de los pies.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*