¿Qué es el hipo? ¿Por qué se produce?



¿Por qué se produce el hipo?
¿Por qué se produce el hipo?

Tomar agua fría, respirar dentro de una bolsa de papel, contener la respiración, ¡Qué nos den un buen susto! Y de otras tantas alternativas y remedios caseros disponemos los que padecemos de hipo. Esa molesta y repetitiva sensación que sentimos en momentos determinados y que muchos de nosotros no sabemos por qué ocurre y para qué.

Al igual que bostezar, el hipo, todavía sigue siendo una incógnita en cuanto a su función. No se sabe con exactitud su finalidad, pero aparte de ello, solo se han generado hipótesis diversas y si se quiere, algo inconclusas.

El hipo es una contracción involuntaria del diafragma, que se produce de forma repetitiva e intermitente, interrumpiendo el proceso respiratorio.

El diafragma es un músculo que se encuentra en la parte inferior de los pulmones, estos músculos sirven para llevar la acción respiratoria con total normalidad, de hecho es indispensable para poder respirar. Cuando inhalamos aire, el diafragma se contrae disminuyendo su tamaño y ayudando a dar más espacio a los pulmones para la entrada de oxígeno (los pulmones se expanden) y cuando exhalamos el aire, el diafragma se relaja reduciendo el espacio de los pulmones, a su vez, ayudando a expulsar el aire ingerido (los pulmones se reducen).

Cuando la sincronización motriz del diafragma se ve alterada se producen ingestas de aire muy abruptas conocidas como “hipo”. Este suceso produce un sonido muy característico, que es causado por la “glotis” (esta se encuentra encima de la tráquea). Cuando respiramos, la “glotis” se abre para dejar pasar el oxígeno, por lo contrario, cuando comemos se cierra, para evitar que la comida se dirija a los pulmones. La apertura y cierre de la “glotis” de forma escabrosa por la inhalación y exhalación repentina de aire, produce el sonido característico del “hipo”.

Además de todo esto, no se sabe con exactitud la función del “hipo”; pero saber que el embrión humano en desarrollo es capaz de padecer esta afección, ayuda a comprender porque se origina. En el caso de un feto, la acción espasmódica del diafragma ayuda a preparar los pulmones, todavía en desarrollo, para la posterior primera respiración. A partir de aquí se cree que en el adulto la misma acción sigue vigente por la reminiscencia de esta acción primitiva.

Pero para entender algo más concreto, es necesario remarcar que, el encargado de provocar la contracción y relajación del diafragma es el: “nervio frénico”. Normalmente los bebés padecen de hipo en gran medida, muchas veces por que se alimentan de forma rápida, provocando la dilatación del estómago, haciendo que este haga contacto con el “nervio frénico” y en consecuencia mandando estímulos al diafragma; Tomar agua caliente produce el mismo efecto.

Otros científicos sostienen que el hipo se relaciona con cuestiones evolutivas, explicando que es una conservación genética de patrones musculares utilizados por vertebrados primitivos, para respirar dentro y fuera del agua. Lo que estos científicos quieren explicar es que todavía conservamos condiciones pretéritas de un antepasado común, que alguna vez utilizo la función del “hipo” para su desempeño en la vida.

A pesar del porqué del “hipo”, nosotros sabemos que, cada tanto lo padecemos y es muy molesto. Por eso tenga en cuenta que las causas más comunes que lo provocan son: comer rápido o en exceso, abusar del alcohol o el tabaco, distención gástrica, comer alimentos muy calientes, ansiedad, situaciones afectivas intensas, etc.

Para terminar: ¿Sabías que Charles Orsborne tuvo hipo durante 68 años?


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su direcci