¿Por qué es importante concentrarse al estudiar? Te contamos cómo hacerlo




Estudiar es una actividad interesante y los resultados que se obtienen de ella son mucho mejores si están signados por la concentración. De nada sirve sentarse frente a un libro si para abordarlo no pondremos la cuota de concentración necesaria que todo ejercicio intelectual requiere. En el presente artículo hablaremos de la importante que reviste la concentración en momentos de estudio y por supuesto, te contaremos de qué manera obtenerla para poder realizar la labor obteniendo buenos resultados.

La importancia de concentrarse al estudiar radica lisa y llanamente en la necesidad de obtener resultados positivos en función de ese ejercicio intelectual que nos invita al aprendizaje. Dicho de forma sencilla, nada aprenderemos si nos disponemos a interpretar texto pero al hacerlo, dejamos de lado la importancia que reconoce nuestra concentración en función de la labor que nos ocupa. Así, se puede decir que comprensión y concentración son dos dimensiones que van de la mano a la hora de estudiar.

Para concentrarnos en momentos de estudio es preciso enfocarnos con precisión acerca de la tarea que estamos realizando, sabiendo que la misma requiere de nuestro compromiso intelectual y nos invita a potenciar nuestra fuerza de voluntad. La constancia en ese sentido es una de las mejores amigas de la concentración.

 

¿Cómo logro una buena concentración al momento de estudiar?

Hay tres cuestiones –entre tantas otras- que resultan interesantes para exponer aquí. Las mismas vienen a proponer estrategias que te permitirán encontrar una mayor concentración al momento en que estés estudiando.

  • Ambientar el lugar adonde vayamos a estudiar: la estética del lugar suele ser importante y resulta indispensable que la misma sea noble y amistosa para con nosotros. Tiene que ser un lugar en el que uno sienta deseos de estar y además debe ser silencioso.
  • El material de estudio debe estar organizado: aquellos materiales que vayamos a leer deben estar finamente ordenados, de manera tal que podamos pasar de un libro a otro sin la necesidad de reconocer estímulos negativos. Aquí es importante la planificación diaria que invitará todos los días a dejar listo el material para revisar mañana.
  • Actividades recreativas: es importante contar con algunas actividades recreativas para ser implementadas en momentos de recreo. Ejercicios manuales y de movilidad suelen ser los más buscados por estudiantes, ya que ayudan a relajar tensiones en el momento que se debe tomar para el recreo.

 

La importancia del ejercicio

Como en muchos otros estamentos de la vida, el ejercicio es beneficioso para nuestro desempeño final. Muchos especialistas recomiendan que en momentos en los que uno se encuentra estudiando, es preciso encontrar actividades físicas de corta duración que nos permitan encontrar determinado esparcimiento en nuestros cortos momentos de recreo.

Tomarse una hora por día para despejarnos después de estudiar también resulta positivo, ya que permitirá poner en blanco nuestra mente y prepararnos para una sesión de lectura futura.

En definitiva, el ejercicio resulta importante porque nos permite refrescar la mente otorgándonos la tranquilidad necesaria que todo ejercicio intelectual requiere.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*