¿Por qué los hombres se quedan dormidos después del sexo?




Aunque parece un hecho estereotípico y caricaturesco, lo cierto es que la queja de las damas – de que los hombres se quedan dormidos inmediatamente después del sexo – tiene un fundamento real. Existe, de hecho, una explicación científica que da cuenta de por qué los hombres se quedan dormidos después del sexo.

 

¿Por qué los hombres se quedan dormidos después del sexo?

Lo primero que hay que razonar es que la mayoría de las veces las parejas mantienen intimidad en la cama y por la noche justo antes de irse a dormir, y dado que el sexo implica ejercicio físico y agrega más cansancio, es bastante sensato pensar que las personas se queden dormidas.

Pero además, se han realizado en un estudio tomografías por emisión de positrones en cerebros masculinos luego del sexo. Se ha determinado que la actividad sexual, y más precisamente el clímax, liberan al cerebro de pensamientos tensionantes, con lo cual ocurre una natural relajación que incide en que los hombres se queden dormidos. Además, se libera en este momento un cóctel de hormonas que son las responsables del repentino sueño de los hombres.

En concreto, este cóctel cerebral poscoital incluye a la norepinefrina, la serotonina, oxitocina, vasopresina, óxido nítrico y la hormona prolactina, en particular es esta última la responsable de la sensación de bienestar.

Niveles de prolactina elevados hacen que la persona esté más somnolienta. Pero además, se libera oxitocina y vasopresina, otras hormonas relacionadas a los estados de relajación y que inducen al sueño. Cuando el cerebro las libera, también libera melatonina, la hormona que regula nuestro reloj biológico. Al mismo tiempo, estas dos sustancias incrementan los sentimientos de cariño, unión y confianza hacia la otra persona, generando un vínculo entre el sexo y el apego emocional.

En cuanto a la biología evolutiva, el varón tiene el impulso a engendrar tantos hijos como sea posible, razón por la cual ese sueño le permite recuperar energías para continuar “procreando”.
Simples cuestiones de biología, chicas, a no reprocharles.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*