Selfie y redes sociales ¿Qué es el selfie?



qué es el selfie
qué es el selfie

Para los vanidosos, para los que tienen alta autoestima, para aquellos que gustan de ser bien visto, para los impulsivos y para los que no tienen nada que hacer, el término selfie les calza de maravilla, pero ojo, no solo el término, también su práctica.

Las personas e Internet no hacen más que crear a cada rato, tendencias, que se transmiten a la misma velocidad con la que están conectados, estos últimos tiempos las novedades principales han girado en torno a la tecnología y al uso de Internet, a causa de ello han surgido nuevos términos como: globalización, red (web), conexión, virus (informático), subir (upload), descargar (download), actualizar, chat, redes sociales, sexting, pic, apps y el recientemente término selfie.

El término selfie, de voz inglesa, se refiere a la acción de auto-fotografiarse, algo así como hacer un autorretrato con nuestra cámara. El término ganó terreno y popularidad a través de las redes sociales y el crecimiento de las cámaras digitales, Tablet’s y Smartphone’s, en donde es común ver a personas que se muestran así mismas junto a un curioso o no curioso fondo que complementa la imagen. Pero esta modalidad de fotografía, dista a lo que comúnmente conocemos como autorretrato, ya que muchas veces la intención del selfie, es mostrar el lugar o situación en donde la persona se encuentra, estando siempre ésta visibles en la circunstancia, para complementar y dar evidencia de la hazaña, aunque también teniendo en cuenta la explotación rutinaria de la fotografía, se han puesto de moda los selfies de carácter un tanto informal, en donde ya a estas alturas, es común ver la popular fotografía de espejo, mayoritariamente en el baño, o aquella en donde el rostro y parte del brazo que sujeta la cámara incluyen el plano.

Nada de lo que se menciona aquí parece ser revolucionario, ni tampoco algo que marque un antes y después en la generación digital, pero es sin duda un implemento que complementa al universo de la tecnología vulgar.

Si bien el término selfie es contemporáneo, su práctica data de tiempos en donde las cámaras fotográficas eran toda una novedad, esto indica que su práctica acarrea un tradición de centenares de años, cuando sacarse una fotografía no estaba al alcance de cualquiera.

Por empezar, cuando hablamos de selfie, nos estamos refiriendo a un autorretrato, realizado a partir de una cámara fotográfica, pues el término se refiere exclusivamente a eso, autorretratarse, pero sabemos que esta práctica no es actual y proviene del siglo XIX, cuando la fotografía se hacía a partir de enormes cajones sostenidos por trípodes. Ejemplo de ello, ha quedado factible gracias a los testimonios que sujetos del pasado dejaron a nuestra disposición, como la de Robert Cornelius, pionero de la fotografía en sus tiempos, quien dejó su autorretrato proveniente del año 1839, la cual se cree que es una de las primeras fotografías capturando a un ser humano.

Desde el lejano pasado nos transportamos a la actualidad, centrándonos en lo relacionado a la captura de imágenes fotográficas, que muy distintas son a las del siglo XIX, en donde más de una persona, en toda su vida ha tenido una oportunidad de fotografiarse y aunque sorprenda, esta oportunidad quizá haya sido durante su muerte, práctica macabra que era conocida como fotografía post-mortem; pero en la actualidad fotografiarse es tan común y cotidiano que lo hacemos a cada momento, incluso durante nuestra intimidad, convirtiendo nuestra vida privada en pública a través de las redes sociales. Parece que el fácil acceso a una cámara fotográfica y una red social, permite que cualquiera haga uso de un selfie, y su más que patente masificación provoca que se convierta en una tendencia, que aún no sabemos si es o no es pasajera.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*