Dientes amarillos ¿Por qué los dientes se vuelven amarillos?



Dientes amarillos ¿Por qué se vuelven amarillos los dientes?
Dientes amarillos ¿Por qué se vuelven amarillos los dientes?

Mientras que las celebridades y modelos pueden tener dientes blancos nacarados, las sonrisas de la mayoría de las personas son un poco más aburridas. Pero esto no debería sorprender demasiado. Muchas cosas pueden afectar el color de los dientes y llevarlos al temido tono amarillo. Lo que puede hacer que algunas personas se sientan cohibidas por su apariencia y vacilan en sonreír.

Un color de diente anormal se considera a cualquier color que no sea blanco o blanco amarillento.

La mayoría de las causas de decoloración de los dientes se dividen en dos categorías principales: manchas extrínsecas e intrínsecas. El amarillamiento también puede ser causado por una amplia gama de factores de salud. Desde el uso de medicamentos hasta el cepillado inadecuado.

Manchas extrínsecas y dientes amarillos

Las manchas extrínsecas afectan la superficie del esmalte, que es la capa más dura y más externa de los dientes. Aunque el esmalte dental se puede teñir fácilmente, estas manchas generalmente se pueden eliminar o corregir.

“La principal causa de que los dientes se pongan amarillos es el estilo de vida”, según el Dr. Justin Philipp de J. Philipp. Odontólogo en Chandler, Arizona. “Fumar, beber cafés y tés, y masticar tabaco son los peores infractores”.

El alquitrán y la nicotina en el tabaco son sustancias químicas que pueden causar manchas amarillentas en la superficie de los dientes, en personas que fuman o mastican.

Como regla general, cualquier alimento o bebida que pueda manchar la ropa también puede manchar los dientes

Por eso, los alimentos y bebidas de color oscuro, como el vino tinto, las colas, el chocolate y las salsas oscuras, como la salsa de soja, el vinagre balsámico, la salsa de espagueti y el curry, pueden decolorar los dientes. Además, algunas frutas y verduras, como las uvas, los arándanos, las cerezas, las remolachas y las granadas, tienen el potencial de manchar los dientes. Estos artículos tienen un alto contenido de cromógenos. Son sustancias productoras de pigmentos que pueden adherirse al esmalte dental. Las paletas de hielo y los dulces son otros alimentos que pueden manchar los dientes.

Los alimentos y las bebidas ácidas pueden promover las manchas

Erosionan el esmalte dental y facilitan que los pigmentos se adhieran a los dientes. El tanino, un compuesto amargo que se encuentra en el vino y el té, también ayuda a que los cromógenos se adhieran al esmalte dental. Esto finalmente causa manchas y dientes amarillos. Pero hay buenas noticias para los bebedores de té. Un estudio de 2014 publicado en el International Journal of Dental Hygiene encontró que agregar leche al té reduce sus posibilidades de teñir los dientes. Se debe a que las proteínas en la leche se pueden unir al tanino.

Las formas líquidas de los suplementos de hierro pueden manchar los dientes. Pero hay varias maneras de prevenir o eliminar estas manchas, de acuerdo con la Clínica Mayo.

No cuidar los dientes lo suficiente, como un cepillado y uso de hilo dental inadecuados, y no someterse a limpiezas dentales regulares pueden impedir la eliminación de sustancias que producen manchas y provocar la acumulación de placa en los dientes, lo que puede decolorarlo.

Manchas intrínsecas y dientes amarillos

Las manchas intrínsecas ocurren dentro de la estructura interna del diente, llamada dentina. Estas manchas sean más difíciles de eliminar.

Numerosos medicamentos pueden causar manchas intrínsecas en los dientes. Si los niños toman antibióticos tetraciclina o doxiciclina mientras sus dientes todavía están en desarrollo (antes de los 8 años), pueden volverse de color marrón amarillento. Según la Clínica Mayo, las mujeres que toman tetraciclina después del cuarto mes de embarazo o durante la lactancia pueden hacer que un niño decolore los dientes de leche.

Durante la edad adulta, el uso de enjuague bucal con receta que contiene clorhexidina, un compuesto que puede reducir las bacterias y tratar la gingivitis (inflamación de las encías), puede causar decoloraciones marrones en los dientes. Además, la droga minociclina que combate el acné, un derivado de la tetraciclina, tiñe los dientes.

Someterse a tratamientos de quimioterapia y a radiación en la cabeza y el cuello puede provocar manchas intrínsecas. Incluso algunos medicamentos relativamente comunes pueden provocar los dientes amarillos. Los antihistamínicos, los antipsicóticos y los medicamentos para la presión arterial.

E flúor puede ser beneficioso para los dientes al fortalecer el esmalte y prevenir la caries. Pero demasiado del mineral no es bueno para el color de los dientes.

La fluorosis, que resulta de cantidades excesivas de flúor, puede causar vetas blancas o manchas marrones débiles en los dientes. Es un problema principalmente en áreas donde el agua potable contiene altos niveles de fluoruro natural. Como las áreas donde las personas obtienen su agua de los pozos, según Philipp. También es posible consumir demasiado fluoruro por tomar suplementos o usar enjuagues y pastas dentales regularmente con el mineral que contiene.

Los tratamientos dentales también pueden hacer que los dientes se oscurezcan. Muchos materiales dentales pueden causar decoloración, especialmente restauraciones de amalgama (empastes de plata). Estos pueden dar al diente un tinte gris-negro.

Causas adicionales

Además de las manchas, algunas otras causas de dientes decolorados incluyen genética, edad, enfermedad y lesiones.

Hay muchas razones por las que es más probable que algunas personas tengan dientes amarallios. Dijo la Dra. Edita Outericka, directora dental de Dynamic Dental en Mansfield, Massachusetts. “La razón número 1 es la genética. La dentinogénesis imperfecta y la amelogénesis imperfecta son dos trastornos hereditarios que hacen que los dientes se desarrollen de manera inadecuada y podrían causar decoloración”, explicó Outericka.

La herencia también es un factor

Algunas personas tienen esmalte de dientes naturalmente más brillante o más grueso que otros. Es posible que simplemente nazca con dientes que parezcan más amarillos (o más blancos) en comparación con los dientes de otras personas, dijo Outericka. Parte de esto tiene que ver con el grosor de tu esmalte, que es semi-translúcido. Si tiene una capa delgada de esmalte, el verdadero color de su dentina naturalmente amarillenta se verá a través de él.

La edad puede oscurecer el color de los dientes

A medida que envejece, la capa externa del esmalte se adelgaza con el tiempo, haciendo que los dientes se vean más amarillos. La mejor protección contra el adelgazamiento del esmalte es garantizar la producción adecuada de saliva. Ella puede eliminar los alimentos y la placa de los dientes, y obtener suficiente flúor, según la Clínica Mayo. Cepíllese dos veces al día con una pasta dental fluorada, beba agua tratada con flúor. Consulte a un médico si tiene la boca seca para ayudar a evitar que el esmalte dental se adelgace.

El color de tus dientes también puede verse afectado por la enfermedad. Los dientes amarillos pueden ocurrir después de sufrir una fiebre alta a una edad temprana debido a una infección. La ictericia neonatal severa es otra posible razón para que los dientes amarillos.

Las caídas o las lesiones deportivas en los niños pequeños pueden alterar la formación del esmalte dental cuando los dientes permanentes aún se están desarrollando y pueden dar como resultado una apariencia grisácea. Lesiones similares que dañan los nervios o los dientes astillados en los adultos también pueden provocar una decoloración. Además, las personas que rechinan excesivamente los dientes, a menudo mientras duermen, pueden quitar lentamente la capa externa del esmalte dental y exponer la dentina amarillenta que está debajo.

Prevención y tratamiento para los dientes amarillos

La mejor prevención para los dientes amarillos es prestar atención a lo que come y bebe, y no fumar. También debe practicar una buena higiene dental y visitar a un profesional dental al menos dos veces al año.

La causa más fácil de reparar los dientes amarillos es la mala higiene bucal. Eso se debe a que cuando la placa (una película de bacterias que se forma en los dientes) y el sarro (placa dental endurecida) se acumulan, pueden hacer que los dientes se vean amarillos. La eliminación de esa acumulación antes de que se produzca la descomposición es fundamental para tener una sonrisa más blanca y dientes sanos.

“Lo mejor es que un profesional limpie los dientes regularmente”, dijo Outericka. “Esto ayudará a eliminar las manchas. Además, beber a través de una pajita reducirá al mínimo el tiempo que los líquidos permanecen en la superficie de los dientes”, anotó. También puede enjuagarse la boca con agua después de consumir alimentos o bebidas que pueden manchar. Eso si no es posible cepillarlos.

Si no está satisfecho con el color de sus dientes, consulte a un dentista. “¡Existen numerosos tratamientos que se pueden realizar que podrían llevar a una sonrisa blanca brillante!”.

 


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*