¿Por qué las personas envejecen?



Una pregunta que siempre nos hicimos

Una pregunta que siempre nos hicimos

Envejecer es una etapa que hace parte de la vida de todos los seres vivos, un proceso natural y un indicador del tiempo de vida que se tiene. Para los seres humanos la etapa de la vejez suele ser no tan bienvenida, puesto que llegar a viejos implica perder ciertas facultades físicas y mentales, perder la belleza y estar a un paso de la muerte.

Sin embargo la naturaleza está conformada de esta manera y todo ser vivo tiene sus etapas que son nacer, crecer, envejecer y morir. Incluso las cosas no orgánicas e inertes envejecen y se dañan, pues con mucha más razón los humanos.

La conformación de la vida y su propósito aún son un misterio, pero la causa del envejecimiento puede ser atribuido a razones químicas y biológicas. Se dice que la naturaleza es sabia y cada cosa que ocurre dentro de un ecosistema tiene un propósito. Las cadenas alimenticias, las características de las especies, entre otras son las cosas que mantienen el equilibrio de la naturaleza.

Una investigación reciente en el Instituto de Investigación Biométrica Bellvitg en Barcelona, sobre una nueva rama llamada epigenética (que controla la genética de los seres, encendiendo y apagando genes) hizo comparaciones en recién nacidos y adultos y hallaron una posible clave del por qué del cambio de los seres con el paso del tiempo. El ADN de cada célula contiene una especie de planos del cuerpo humano y cada célula guarda esta información. Las marcas epigenéticas son indicadores químicos que regulan los planos del cuerpo humano. Estas marcas van deteriorándose con el pasar del tiempo.

Aquello se resume a que cuando un ser humano es muy joven, hay un mayor control orgánico de los genes, que se va perdiendo con el paso de los años, puesto que el epigeneoma no funciona bien y el control de los genes se pierde. Cuando el epigeneoma de una persona falla, este va apagando genes de forma descontrolada y muchas veces aquellos genes que previenen enfermedades están apagados.

Se piensa que después de la edad reproductiva (no necesariamente teniendo hijos), no hay más información genética y por ende comienza dicho descontrol de los genes, puesto que sus antecesores (genes padres) también desconocen la información. Es aquí cuando falla el epigeneoma y va apagando y encendiendo genes de forma descontrolada.

Un ejemplo sencillo que explica esto, es conocer el camino a un sitio hasta la mitad porque alguien que ya fue se lo dijo a la siguiente persona y luego de esto hay que continuarlo a ciegas, sin saber cómo llegar porque el antecesor sólo tenía la información hasta medio camino y no sabe como llegar tampoco. Entonces se tomará el primer camino disponible.

Se ha demostrado que el estilo de vida, el estrés, la alimentación, la exposición al medio ambiente y el ritmo de vida en general pueden influir mucho en los epigeneomas, que son los que van encendiendo o apagando genes. Entonces, si se lleva un mejor estilo de vida es posible retardar los efectos de la vejez e incluso de ciertas enfermedades y degeneraciones genéticas como la obesidad y aquello puede incluso ser heredado por los hijos.

Un estudio anterior relacionaba la vejez y las arrugas con la mitosis, ya que cada que una nueva célula se divide queda con menos material genético y también existe la pérdida de unas estructuras protectoras del ADN llamadas telómeros. Entre más corta es la longitud de un telómero, las células dejan de cumplir funciones como la regeneración y es por eso que hay un descontrol que conlleva al envejecimiento.

Existen algunas teorías como la oxidación, que habla de un deterioro del cuerpo debido al oxígeno; lo cual se encuentra con una contradicción al momento de pensar que un ser debería envejecer desde el momento que nace, pero en lugar de que eso ocurra, se va fortaleciendo y llenándose de vigor, hasta después de la época reproductiva, donde empieza el declive.

La teoría de la división celular (copia sobre copia), que es comparada con usar una copiadora y sacar copia de la copia, donde hay una notoria disminución de la calidad. Esta tiene exactamente la misma contradicción de la anterior teoría, puesto que hasta antes de la etapa productiva el organismo se fortalece.

 

Fuente: suite101.net


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*