¿Por qué se sienten dolores los días de alta humedad?



Por qué duelen los huesos cuando hay humedad
Por qué duelen los huesos cuando hay humedad

En regiones donde el porcentaje de humedad ambiental es elevado, en aquellos días donde esta cifra es particularmente alta muchas personas sienten diferentes dolores físicos, en las articulaciones pero también en zonas de cicatrices por antiguos accidentes o cirugías. Todo esto tiene su explicación científica.

Es así que cuando está por llover y el porcentaje de humedad ambiental se eleva, aparecen estas molestias. En realidad, no es la humedad en sí lo que causa estas molestias sino la baja presión atmosférica que precede a esta condición. La presión atmosférica es el peso que genera el aire en cualquier punto de la atmósfera. Así como las demás variables climáticas, sufre modificaciones, es así que disminuye con la altura y es inversamente proporcional a la humedad, lo que implica que cuanto menor sea la presión, mayor humedad habrá en el ambiente.

Mientras que el tórax y el abdomen tienen presiones propias, el resto del cuerpo mantiene la misma presión que el ambiente y responde a ella adaptándose constantemente. Es por esto que en aquellos días en los que se observa baja presión, los tejidos responden inflamándose y reteniendo líquido, que es lo que produce los dolores.

Además, cuando está por llover, se produce un aumento de los iones, partículas eléctricas de la atmósfera.

Así, dado que tenemos actividad eléctrica en el cuerpo, el dolor se relaciona además con la sensibilidad de los receptores nerviosos a una mayor carga eléctrica en el ambiente.

Todo ello, hace que se sientan dolores en las articulaciones, en especial en personas con patologías como artritis o artrosis, también se pueden sufrir jaquecas o dolor o picazón en tejido de cicatrices, por ejemplo en la zona de antiguas cirugías.

Existen algunas formas de aliviar las molestias, como tomar analgésicos de venta libre, también se pueden utilizar vendajes en las zonas afectadas que con la compresión, contrarrestan el efecto de la baja presión atmosférica.

Además, la dieta puede ayudar a paliar la sensación de pesadez y malestar en esos días. Comer liviano, evitando grasas y azúcares en exceso, además de la sal y una gran cantidad de proteínas, ayuda a sentirse mejor. Resulta más saludable comer en estos días frutas y verduras, y beber una adecuada cantidad de líquido.


Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*