¿Cuál es el valor de tu vida?

¿Cuál es el valor de tu vida?             La vida es espíritu con un cuerpo prestado, la vida es un espacio de tiempo, largo o corto, esto depende de tu percepción, la vida es un compromiso de grandes y no de cobardes, la vida simplemente es el misterio más grande a prueba de razón y […]

Resulta interesante también:

¿Cuánto tarda la luz del sol en llegar a la Tierra?
¿Cuál es el tamaño del Sol comparado con el de la Tierra?

¿Cuál es el valor de tu vida?

            La vida es espíritu con un cuerpo prestado, la vida es un espacio de tiempo, largo o corto, esto depende de tu percepción, la vida es un compromiso de grandes y no de cobardes, la vida simplemente es el misterio más grande a prueba de razón y ciencia. La vida es como caminar a ciegas por grandes laberintos de fuego, la vida es terminar para volver a empezar, la vida es caer para levantarse.

            La vida ciertamente no tiene sentido, porque el verdadero sentido se lo pones tú. Que tu vida tenga o no sentido va a depender de la pasión con que impregnes tus acciones día con día.

            La vida es luz para quien la ha sabido buscar y la ha encontrado, la vida es oscuridad para quien ha perdido la fe hasta en sí mismo.

            La vida es materia, pero también espíritu, transformar la materia es un suceso de lógica, transformar tu espíritu es un acto de amor.

            La vida tiene senderos de tristeza y de alegría, la tristeza ayuda a fortalecer tu espíritu, la alegría es señal de que tus sueños se han cumplido.

            La vida puede ser miseria, para quien no es agradecido, pero puede ser riqueza para quien conoce su valor.

            La vida son horas amargas para quien vive en el pasado, pero pueden ser horas felices para quien sabe vivir el hoy y el ahora sin preocuparse del mañana.

            La vida es hoy, porque sólo tenemos seguro el momento que vivimos, el recuerdo del momento que pasó y la esperanza del minuto siguiente.

            La vida es un gran juego, donde quien aprende ganar disfruta, pero quien no aprende a perder se frustra.

            La vida está compuesta de deseos que satisfacen al cuerpo, pero también de ideas que alimentan el alma.

            La vida tiene muchos obstáculos, el más aberrante de todos es “No querer”, la meta más grande es superarte a ti mismo, la limitante más tonta es pensar en los demás.

            La vida es una lucha cotidiana para los seres grandes de espíritu, iniciada la batalla puedes caer o vencer, si caes te fortaleces, si vences, no te conformes con saborear eternamente las mieles de un triunfo, por el contrario, prepárate para la Gran Guerra.

            La vida tiene razón y emoción; la razón es la respuesta lógica de un pensamiento, la emoción es la respuesta de tus sentimientos. Quien vive con razón piensa siempre en sí mismo, Quien vive la emoción es capaz de vivir y sentir por los demás.

            La vida puede ser un simple sueño para quien nunca se atrevió a conquistarla, pero puede ser una realidad para quien se esfuerza por vivirla.

            El eje rector de tu vida eres tú mismo, tu existencia no puede estar en función de la riqueza acumulada, de las personas que amas, de la profesión que ostentas, del trabajo que realizas, de las cosas materiales que compras, de los deseos que satisfaces, todo ello es simplemente materia y recuerda que en el “Gran Camino de la Vida” nada nos pertenece. ¿Qué te ha hecho sentir que eres dueño de lo que posees? Cuando ni tan siquiera somos dueños del tiempo, pues sabemos el día que nacimos pero ni tan siquiera sabemos el día en que moriremos.  Somos dueños de los momentos vividos y del presente que se está esfumando, somos dueños de las ideas y pensamientos que desarrollamos siempre y cuando los hayamos compartido, somos dueños de la Pasión que sentimos, del Amor que compartimos, pero no somos dueños de los seres con los que deambulamos, las personas a lo igual que las cosas, pueden ser en un momento, transformarse o desaparecer en otro, sin embargo ¡TU VIDA PUEDE SEGUIR!

            No vayas por la vida sintiendo posesión de las cosas o de las personas, las cosas y las personas a lo igual que el agua de los mares, fluyen y circulan aunque eso no significa que no sean parte de un todo, eso no significa que no sean parte de ti.

Sólo te tienes a ti mismo lo demás es mera circunstancia.

            Recuerda:

La vida puede ser un misterio para los que temen, puede ser alegría para los que disfrutan y puede ser eternidad para los que trascienden.

            Entonces:

¿Cuál es el valor de tu vida?

Fuente: Mary Carmen Rumbo Quintal

Co-fundador de Red Estrategia y Anunico. Creador de mi propia realidad y desarrollador de mi pasiones. Léeme en mi cuenta de Twitter @marcelovallejos

Artículos similares a: ¿Cuál es el valor de tu vida?

Ver más artículos de: Sociedad

Comentarios

Comentarios

Una ayuda para el medio ambiente y nuestro bolsillo
¿Por qué es conveniente usar lámparas de bajo consumo?

  Las nuevas bombillas o lamparas fluorescentes necesitan menos de la mitad del consumo de energía que las bombillas tradicionales...

Cerrar